Internet, el soporte ideal para la publicidad

Internet, el soporte ideal para la publicidad

Desde este blog siempre hemos pensado que la publicidad siempre es un reflejo de la sociedad en la que se asienta. Las pruebas de ellos son múltiples e irrefutables. Una de ellas es la que garantiza que la publicidad es más avanzada y más libre cuanto más avanzada y libre es la sociedad. Podemos ilustrarlo si tenemos en cuenta cómo se hace la publicidad en países como Francia o Estados Unidos a cómo se realiza en naciones como Venezuela o algunos países árabes.

Existe un soporte de publicidad que le está ganando la partida de un modo total a los demás. No hablamos de otra cosa que de Internet, que sin duda se ha convertido en la prioridad número 1 de todas las empresas en materia publicitaria, de comunicación o de márketing. No cabe duda de que si la publicidad de un país está orientada a la red, es que ese país es libre en tanto en cuanto Internet significa libertad. Ninguna empresa publicaría anuncios en medios o soportes que no fueran libres debido a que sus consumidores tampoco lo serían.

Pero que Internet es totalmente eficaz para la publicidad es algo que ya se empezó a cocer hace muchos años. Ya en el año 2003, el diario La Vanguardia informaba de que un estudio había comprobado que Internet era un soporte extraordinario para la publicidad si era capaz de combinarse con otros medios. Y de eso hace ya 15 años. Los años posteriores a ese artículo han dejado claro que, desde luego, las predicciones no fallaban en absoluto. Quien apostara entonces por Internet no se ha equivocado y probablemente se haya visto beneficiado de ello.

Pero ese no ha sido el único artículo que se ha referido a la potencia de Internet durante este siglo. Esta clase de artículos vienen siendo habituales en los últimos años. Hemos querido rescatar uno de ellos, publicado ya hace tiempo, concretamente en el año 2008 en el portal web Puromarketing.com. En él, se informa de que, durante los años siguientes, la red ya sería el principal soporte publicitario en un país como el Reino Unido, algo que, como no podía ser de otra manera, ya lleva siendo una realidad desde hace mucho tiempo.

El posicionamiento web es ahora el principal motivo de lucha en publicidad

Tradicionalmente, la lucha en materia publicitaria se centraba hace algunas décadas en obtener un lugar destacado en los periódicos del fin de semana, tener el derecho a emitir una cuña en alguna radio de importancia en una hora señalada del día o aparecer en la televisión en un momento de máxima audiencia. Cuando apareció Internet nadie pensaba en la red como un medio en el que publicitarse o del que sacar demasiado rédito en materia publicitaria. Pero la realidad ha demostrado lo contrario.

En los tiempos que corren, las empresas han visto en Internet el principal medio para darse a conocer a ojos del mundo. Hasta tal punto de que la lucha de las entidades ha pasado de ser colocar un anuncio en televisión cerca del conocido como ‘minuto de oro’ para pasar a ser la primera clasificada en los buscadores como Google. Desde Novored nos han transmitido que todavía no somos conscientes de la cantidad de dinero que se mueve a nivel empresarial con el objetivo de que determinadas entidades aparezcan en lo más alto de estos buscadores. Y es que la potencia del posicionamiento SEO es toda una realidad.

Parece difícil conseguir llevar a cabo a día de hoy una estrategia publicitaria que no tenga en cuenta a Internet y a ninguna de las facilidades que otorga. El éxito que se pueda llegar a obtener es, desde luego, mucho más limitado que si se intenta de cualquier otra manera. Eso lo saben las empresas y ese es el motivo por el cual ninguna de ellas deja pasar el momento para crear sus perfiles en redes sociales o de desarrollar técnicas similares.

No sabemos cómo va a evolucionar el mundo de la publicidad en el día de mañana. Pero sí que podemos intuir que Internet va a seguir siendo una parte muy importante de ella. Por ello, desempeñarse en un soporte como este para darse a conocer y para modernizar tanto nuestras empresas como el modo en el que éstas trabajan es fundamental. Es una labor que no podemos obviar. De lo contrario, tendremos problemas incluso a corto plazo.