Gestionar un hotel puede ser fácil

Gestionar un hotel puede ser fácil

Nuestro país es uno de los líderes de la Unión Europea en cuanto a reservas de noches de hotel. En España contamos con multitud de hoteles, pero no todos están bien gestionados. Aunque cada vez ocurre menos, parece que fuera como regentar un restaurante, que cualquiera puede ser capaz. La realidad es que existen muchos temas que hay que dominar y más con la llegada desde hace años de las nuevas tecnologías.

Esta fue una de las razones por las que HotelUp se dieron cuenta de que existen muchos casos en los que los clientes necesitan ayuda en cuanto a la gestión. Ellos ofrecen unos servicios de consultoría en el sector hotelero con una orientación muy clara a pymes a fin de dar la respuesta necesaria a muchas situaciones que se dan en los negocios y que pueden incidir de forma negativa en la marcha del hotel. Hay ocasiones en las que la ayuda de terceros es vital.

En el caso de esta consultora dan un necesario apoyo a las Pymes altamente personalizado en áreas tan importantes como:

  • Finanza corporativa: vas a saber los gastos que pueden originarse en cada departamento de la empresa.
  • Diseño en las cuentas de explotación: es necesario conocer dónde se debe invertir cada euro y los sitios en los que no debemos hacerlo.
  • Informes de mercado y viabilidad: a veces no se conoce en qué situación se encuentra nuestro sector, ellos se encargan de conocerlo.
  • En caso de que sea necesario, asesoran en materias como contratos de gestión, traspasos o alquileres: puede que estés pagando más de lo necesario por donde se encuentra el hotel.
  • Asesoramiento a la hora de buscar comprador o vendedor para el hotel y la posterior ejecución si es el caso.
  • Selección de trabajadores: ellos son los que realizan las entrevistas personales para que no pierdas tiempo con ellas y cuentas con la ventaja de que son profesionales.
  • Formación: ellos también se ocupan de que en el hotel se contraten trabajadores que estén cualificados y cuenten con una buena preparación.

¿Cómo funciona su operativa y la gestión?

Comienzo de la actividad o preapertura del hotel: en caso de comenzar un negocio es necesario tener muchas licencias, visitar a las administraciones, algo que ellos también hacen por ti.

Una alternativa muy práctica y cómoda

Está claro que como ves, son muchos los campos en lo que se tiene que estar preparado para llevar un hotel, pues “pica” en muchos sectores. Lo más lógico es que tengas capacidad para contratar a un profesional en cada campo, por lo que con esta opción tienes en una sola empresa todas las soluciones posibles.

Debemos pensar que hay muchas comisiones en el canal de distribución hotelero, por lo que conocer bien el sector y tener un outsourcing de nivel en cuanto a soluciones de gestión y marketing de hoteles, es una opción a considerar para las Pymes con recursos limitados, donde hay que combinar la actualización necesaria en tecnología con la especialización, lo que redundará en unos mejores resultados.

Con todo ello vas a poder saber lo que debes modificar en tu empresa o reforzar, una ayuda para maximizar ventas y el posicionamiento en el mercado, para ayudar a tu personal, ahorrando tiempos y reduciendo costes a nivel de operativa en el hotel.

El mercado en la actualidad tiene una feroz competencia, que hace que los clientes tengan muchas opciones para alojarse, por lo que el primer paso para poder ofrecerles lo que más se ajusta a lo que buscan es conocer nuestros puntos débiles y fuertes, así como dar con el perfil de cliente para competir con garantías de éxito.

La segmentación de los clientes, un buen conocimiento del mercado, analizarlo y contrastar las variables, permite que se pueda orientar la estrategia de precios para que sea posible ir sacando un buen rendimiento a las habitaciones con las que contemos y diversos servicios complementarios.

Una muestra de que los tiempos cambian y de que para dar lo mejor hay que dejarse asesorar por especialistas en cada área. El tiempo de los hoteleros que sacaban su trabajo sin analizar nada y basando todo en su trabajo ha acabado, el siglo XXI ha llegado y para sobrevivir es necesario contar con mayores conocimientos.