Martín Laucirica, una opción inteligente

Martín Laucirica, una opción inteligente

Martin Laucirica es una asesoría bilbaína que la conforman experimentados abogados, auditores y economistas desde 1994, teniendo todos gran experiencia en sus respectivas competencias. Esto hace que puedan asesorar a todo tipo de pequeñas empresas, autónomos y a particulares, lo que les permite dar un servicio de lo más integral a su clientela.

Entre los servicios que realizan podemos destacar los siguientes:

Asesoría Contable

Hacen la contabilidad según la documentación que les aportan los clientes, preparando los libros oficiales contables para legalizarlos en el Registro Mercantil. Igualmente realizan las cuentas anuales de la sociedad.

Asesoría fiscal

Preparación y presentación de las declaraciones de Impuestos según los datos existentes en la contabilidad.

Asesoría laboral

Ellos se encargan de confeccionar las nóminas y los diferentes seguros sociales, tanto las altas como las bajas. Igualmente hacen contratos, despidos o incluso a la hora de hacer las reclamaciones de cantidades que puedan darse. Cuentan con la posibilidad de hacer una defensa en los Juzgados de los Social.

Asesoría Jurídica

Asesoran en temas de derecho civil, donde entran los contratos, alquileres, concursos, matrimonios, sucesiones, asesoramiento legal en toda su extensión.

Auditoría de cuentas

Al ser ellos auditores inscritos en el ROAC y expertos en contabilidad hacen auditorías de cuentas anuales, tanto para pymes como informes y revisiones en el plano contable.

La importancia de una buena asesoría

El número de personas que buscan emprender con su primer negocio va en aumento, por lo que hay que darse cuenta de lo importante que es tener un servicio óptimo para el asesoramiento jurídico y fiscal.

Uno de los motivos principales es que va a poder orientarte en las decisiones que tomes, además de en las gestiones legales y en la multitud de conflictos que pueden ocurrir en la actividad, tanto laboral, como empresarial, comercial o laboral.

Históricamente, las funciones a nivel legal que tenían los equipos jurídicos eran más locales, pero la globalización y la construcción de un ámbito jurídico más plurinacional en un mundo más global, han hecho que se abran nuevas ramas en derecho. En resumidas cuentas, debemos abrir posibilidades nuevas en las ramas del Derecho, adaptándose a un mundo bastante más globalizado y cambiante para que te puedan dar el mejor asesoramiento.

Los abogados tienen que adaptar toda su práctica laboral a las empresas que cada vez están más globalizadas y que precisan de asesoría legal.

El trabajo de abogado, ha ido sufriendo cambios en estos últimos años, pues tienen que adaptarse a unos negocios cada vez más internacionales y donde Internet ha cambiado mucho las cosas. Ahora la figura del abogado o del jurista ha tenido que aprender técnicas nuevas de trabajo para poder irse adaptando a los nuevos nichos existentes del mercado.

Hay que ser conscientes de que los equipos jurídicos son fundamentales si una empresa quiere hacer las cosas bien y crecer. Dependiendo de los conocimientos que tengan en ocasiones la empresa tomará uno u otro rumbo.

Por lo tanto, tienen que estar atentos a los modelos de negocio que aparezcan, los mercados y sus cambios, así como a las estrategias nuevas que aparezcan en cuanto al crecimiento y la competitividad, todo ello para poder beneficiar al negocio (sus clientes) para el que trabajan.

A la hora de dar un servicio óptimo de asesoramiento, es vital que la empresa tenga empatía y una voluntad de comprender la situación en la que está la empresa de su cliente, sus necesidades y lo que espera de ellos como profesionales.

Con toda esta información, se debe analizar bien la situación y aportar toda la información que necesite el cliente, así como el conocimiento para pode generar la confianza que el cliente también necesita para saber que su caso está en buenas manos.

Como puedes comprender, el sector del asesoramiento y el legal en general, necesitan de un magnífico entendimiento entre las dos partes, pues los cambios efectivos pueden llegar a producir garantías de vínculo entre los clientes y los asesores.

La verdad que no hay que jugársela y es mejor confiar en verdaderos profesionales, pues así los asuntos de cada empresa o los personajes sabe uno que los tiene en buenas manos. Asesorías como Martín Laucirica son un claro exponente de las modernas asesorías, donde hay especialistas de todos los campos, algo necesario ante un panorama con una necesidad de personal especializado como necesitamos hoy en día.