La limpieza, una necesidad de ayer y de ahora

La limpieza, una necesidad de ayer y de ahora

A estas alturas de la película es cierto que es algo fundamental dar una buena imagen. No solo hablamos de nosotros mismos, que también hay que darla, hablo de tu propia empresa. Lo cierto es que muchas veces cuando se busca empresa de limpieza se ve como el trabajo no se lo toman como profesionales. Especialmente cuando contactas con contactos de contactos o particulares. Las empresas ya de más “fuste” son diferentes.

Si se quiere abordar la limpieza como es debido la organización es fundamental según nos comentan desde Limpiezas Velasco. Para ellos los profesionales malos o deficientes hacen un flaco favor a un sector donde como en todo existen mejores y peores. Ellos creen que el éxito y la consideración de los clientes viene por tomarse al 200% este trabajo como una misión seria en la que hay que conseguir unos resultados realmente buenos.

Los clientes lo que buscan actualmente son empresas que ofrezcan un plan para la limpieza y el mantenimiento de la oficina que se adapte a lo que necesita. Recordemos que es un servicio que contratas, por lo que debes dejar claro qué es lo que quieres que limpien y como lo vas a querer.
Tener esto claro tiene gran valor, lo mismo que el que adquieran compromisos varios como un servicio de mantenimiento y demás que se adapte totalmente a tus necesidades.
En cuanto al proceso de trabajo a la hora de limpiar oficinas lo mejor es que se haga de la forma más adecuada y con eficacia. Se pueden economizar costes y el servicio puede ser mejor si se hace bien. No son pocos los casos en los que las empresas de limpieza terminan desordenando la propia oficina o iban a limpiar justo en el momento en que se está trabajando.

Limpieza de cristales

Algo en lo que merece la pena detenerse es en la limpieza de los cristales. Contar con un sistema que haga posible que se pueda limpiar en altura los cristales sin que haya que usar andamios, grúas o plataformas es de lo más recomendable.
Hay procesos como el de ósmosis inversa en el que el sistema se encarga de acceder a los cristales situados en fachadas de complicado acceso llegando a una altura de hasta 30 metros. Esto es algo muy interesante y que es una gran solución, puesto que lo más común era que las empresas coloquen una grúa en mitad de las oficinas, dando esto una imagen poco gratificante.

Limpiar los suelos

Algo que también suele ser bastante recomendable es el uso de maquinaria y unos materiales realmente adecuados, caso por ejemplo de los suelos en mármol. Todo esto se lleva a cabo en varias etapas, usando piedras de grano grueso en sus primeras etapas y se acaba con material de grano mucho más fino dependiendo del estado en que se encuentre el mármol.

En este sentido la verdad es que los resultados suelen ser muy buenos, pues en cuanto se realiza el pulido del suelo de mármol, abrillantan y cristaliza el mármol se genera una capa protectora que ayuda a la conservación del brillo natural que se consigue.
Vivimos nuevos tiempos y la clientela ya no se conforma con servicios chapuceros, por lo que se demanda cada vez mayor nivel y eso lo van asumiendo muchas empresas. Al final la ventaja termina siendo de las empresas que ya hacían un buen trabajo antes, pues llevan una ventaja que a muchas de las “chapuceras” les cuenta tomar.

Merece la pena elegir empresa de limpieza con total calma e investigando en todas las formas de poder saber el tipo de trabajo que realiza tal o cual empresa, pues de esta forma nos evitamos errar en la elección. Ahora con Internet tenemos un poco más fácil el elegir, aunque no quiere decir que estemos exento de que algún sitio que parezca tener buenos profesionales no lo sean tanto, pero no es lo más común. Lo que si que no recomiendo para nada es ir a los servicios solo por el precio, Hay empresas de limpieza que nos parecen escandalosamente económicas y en estos casos rara es la vez que los trabajadores no trabajan en negro o no guardan las medidas higiénicas o de seguridad que deben tener todos los que trabajan en esta clase de empresa. Luego vienen los lamentos e insatisfacciones, por lo que merece la pena meditar bien la elección.