Un buen coche necesita un taller a la altura

Un buen coche necesita un taller a la altura

Existen marcas que cuentan con fans. El mundo del motor suele ser justo y la fama que adquieren ciertas bandas no es gratuita. En este caso hablamos de la germana BMW.  La firma bávara se ha hecho famosa por contar con la última tecnología y una gran fiabilidad, además d por hacer algunos de los modelos más bellos de la historia del automóvil.

Si cuentas con un modelo de la marca bávara, tiene cierto sentido el llevar tu vehículo a un taller en el que confíes y que cuente con una gran especialización en la marca. Eso sí, también hay que pensar que por lo general los modelos de esta marca tienen bastantes complejidades y que debe estar en manos con la debida especialización.

En paizbmw.es son de la opinión que actualmente los conductores cada vez depositan más la confianza en los talleres especializados en marcas. Está claro que los motores actuales no son como los de antes donde casi cualquiera con conocimiento de mecánica podía meter mano. Ahora esto no es posible y ya que dejan sus coche en manos de un taller, pues que sea de confianza y tenga experiencia a la hora de resolver problemas mecánicos.

Confianza y seguridad son fundamentales

En el momento en que se busca un taller, no solo hay que ir a uno en que sepamos que puede resolver el problema, también es necesario que los tiempos de recogida se cumplan y en caso de que se alarguen no sea por demasiado tiempo. Los talleres necesitan tener equipos a la última que puedan hacer diagnósticos exactos de los problemas, de cara a que las averías se resuelvan pronto y en poco tiempo puedan estar en el garaje.

Mucha gente anteriormente, lo que hacía fue llevar su coche a talleres oficiales, aunque ya estuviera pasada la garantía, pero esto también está cambiando.

Ahora se valora el tener una relación donde la seguridad y la confianza primen, así como una buena fama, pero vamos a ver qué debe tener un taller que se precie:

Buena identificación

Deben tener los talleres una placa que les distinga en la puerta. En ella deben estar escritas las siglas donde se pueda ver la provincia, el número de registro y la actividad que desarrolle.

 Limpio 
y en orden

Hay que hacer un análisis en la primera visita y ver si está ordenado y limpio o si es un poco “desastre”. El ver como un taller mantiene su día a día puede ser una forma de quizá ver en qué forma trabajan.

Las cosas, claras

Fundamental que el taller transmita el ser un negocio transparente. El poder ver las instalaciones y que veamos las informaciones exactas sobre las averías y las reparaciones, no deben ser problema alguno.

Inspección 
de bienvenida

Es recomendable que en cuanto que llegues tengan anotados los desperfectos que pueda tener tu vehículo, para que en caso de que haya reclamaciones, se pueda cerciorar del estado en que estaba cuando llegó, por si pudieran darse reclamaciones.

Un resguardo

Pese a que no es algo habitual los talleres deberán entregar un resguardo de depósito en el que poder presentarse a la hora de recoger el vehículo. No son trámites sin sentido. Por ejemplo, puedes reclamar si te roban el coche con él.

 El presupuesto

Antes de que se comienza el arreglo del coche, mejor que te pasen un presupuesto por escrito que tienes que aceptar. En caso de que no lo quieras, tendrás que firmar la hoja de reparación donde a mano aparezca “Renuncio al presupuesto”.

Daños ocultos

Hay que saber que el taller va a contar con cuarenta y ocho horas para poder saber si tiene averías o defectos que se encuentren ocultos y que vayan a aparecer en la reparación, además de que si lo que cuesta hace que sea rentable la reparación. Solo lo van a arreglar si estás conforme.

Las piezas te pertenecen

El taller tiene que entregar las piezas viejas que se hayan repuesto.

Una factura clara

Cuando hagan la factura tendrán que figurar, entre otros datos, las operaciones y los gastos que se realicen, además de las piezas que se sustituyan y las horas que se trabajen, desglosando la totalidad trabajos que se realicen.

 Garantía 
de reparación

Importante saber que las reparaciones deben tener una garantía que puede oscilar entre tres meses o 2.000 km, debiendo contar desde la fecha en que se retiro el coche, salvo que se pactase una garantía superior.

Como puedes ver, elegir un taller que merezca la pena no es tan sencillo, deberás fijarte mucho en todos los aspectos.