Visitando Segovia, una ciudad Patrimonio de la Humanidad

Visitando Segovia, una ciudad Patrimonio de la Humanidad

Nuestro país fue centro y lugar de paso de muchos movimientos de distintas civilizaciones y culturas que a lo largo de los siglos le han permitido que permanezca en pie gran parte de su legado. Por ello, España ocupa el tercer lugar, después de Italia y China, en el ranking mundial de países con más lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. Dentro de nuestro país la ciudad de Segovia es una de las quince ciudades que la UNESCO incluye en su lista de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Este reconocimiento explica el por qué esta histórica, bella y espectacular ciudad recibe cada año a miles de turistas que acuden a visitar sus lugares y monumentos más emblemáticos como son:

  • El Acueducto. Su construcción data de principios del siglo II d. C., siendo construido para hacer llegar el agua desde la cercana Sierra del Guadarrama hasta la ciudad. Con sus casi 30 m. de altura y sus 167 arcos es una espectacular obra de ingeniería de la época romana que se encuentra en el centro de la ciudad.
  • El Alcázar. Es uno de los castillos-palacios de finales de la Edad Media más emblemáticos y distintivos de toda Europa. Su construcción en la confluencia de los valles de los ríos Eresma y Clamores, a la vez que elevado sobre una roca le confiere el aspecto de la proa de barco navegando entre los ríos, lo que hace único entre los castillos españoles. Fue una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla, en especial de Alfonso X y de muchos monarcas de la dinastía Trastámara, llegando a ser uno de los más suntuosos palacios-castillos en el siglo XV. Fue testigo de numerosos acontecimientos clave de la Historia de España como la proclamación de Isabel la Católica.
  • La Catedral. Construida entre los años 1525 y 1768, es de un estilo gótico tardío con algunos rasgos renacentistas, su devoción está dedicada a la devoción de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos, es conocida por el sobrenombre de La Dama de las Catedrales, denominación acuñada por el presidente de la Primera República Española, Emilio Castelar, por sus dimensiones y su elegancia.
  • Casa de los Picos. En esta edificación construida hacia el último tercio del siglo XV en el casco histórico de la ciudad, llama la atención su original fachada en la que, desde el zócalo hasta la cornisa, está edificada con 617 de sillares de granito tallados en punta de diamante. Destaca también su patio renacentista.
  • La Muralla. El cerco de la muralla que rodea la ciudad con un perímetro de más de 3.000 metros nace y muere en el Alcázar. Constaba de cinco puertas, de las cuales actualmente se conservan la del Consuelo y la de San Juan, siendo reconstruidas a finales del siglo XX las de El Sol y La Luna.
  • Iglesia de San Martín. De estilo románico castellano.
  • Iglesia de San Juan de los Caballeros. Es una de las más antiguas de Segovia, su construcción data del siglo XI. Actualmente ocupa del Museo Zuloaga.
  • Iglesia de la Santísima Trinidad. Edificada a mediados del siglo XII, es uno de los templos románicos mejor conservados de la ciudad.
  • Real Casa de la Moneda. Mandado construido por el rey Felipe II al arquitecto Juan de Herrera en el siglo XVI para acuñar monedas.

Y a 13 Km. de la ciudad no podemos abandonar Segovia sin visitar el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, mandado construir por Felipe V en terrenos de coto de caza real, destacan en él sus fuentes, la Real Fábrica de Cristales y la Casa de los Infantes.

Todo ello hace que Segovia y sus alrededores sean uno de los lugares más bonitos que existen para vivir, por lo que acudir a Segohouse es una de las mejores recomendaciones que os podemos dar. Y es que esta agencia inmobiliaria situada en el centro de la ciudad, os enseñará las mejores viviendas del núcleo urbano, por lo que a bien seguro que podríais vivir en una casa con vistas a alguno de estos impresionantes monumentos y, con ello, vivir en una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué más ofrece Segovia?

La gastronomía segoviana es otra de las claves del lugar y es que esta se caracteriza por ser una mezcla de la meseta castellana y la zona montañosa, puesto que su orografía crea un espacio ideal para la ganadería y la agricultura. Entre sus platos típicos destacan su mundialmente conocido Cochinillo, los judiones de La Granja, el Cordero de Sepúlveda, patatas guisadas con chorizo, perdices a la segoviana, conejo segoviano, setas a la segoviana, etc.