Por qué deberías contratar una empresa especializada en trabajos verticales

Por qué deberías contratar una empresa especializada en trabajos verticales

¿Te has dado cuenta que los trabajos verticales son cada vez más populares? Cada vez más empresas contratan este tipo de servicios, para cada vez más variedad de tareas. Y esto se debe  a que las empresas han comenzado a entender la importancia de contratar a especialistas en la materia.

Esto ha sido así gracias a la transversalidad que las técnicas de trabajos verticales tienen como característica principal y que hace que este equipo para ejecutar trabajos temporales en altura sea una solución válida, legal, segura y eficaz a la hora de realizar un sinfín de tareas en lugares de difícil acceso.

También, esta popularización de los servicios se debe a sus avances en aspectos como la utilización de equipos y aparatos específicos, aplicación y mejora de los productos a emplear, desarrollo y aplicación de las mejores técnicas de acceso en altura y procedimientos de trabajo,

Actualmente es larga la lista de tareas de las que puede encargarse este tipo de servicios: tareas de limpieza y adecuación de fachadas, ventanas, monumentos, conductos de ventilación, naves, tejados, cubiertas, postes y estructuras, son solo algunas de las tantas.

Así que en vista del amplio campo de trabajo en esta área, los españoles han comenzado a ofrecer dicho servicios ya sea como autónomos o como empresas, sumándose al nuevo auge del servicio.

Auge que, aunque trae como ventaja un abanico de ofertas para aquel que necesite una tarea de trabajo vertical, también conlleva un nuevo riesgo; y es que al haber tanta oferta en el área, podemos terminar contratando a un “experto” que en verdad termine por prestar un servicio amateur o deficiente, y que en el peor de los casos, que incumplan todas las obligaciones legales o reglamentarias por suponerles una dificultad o un coste para ejecutar la actividad,

Importancia de contratar servicios especializados

Traltur, especialistas en trabajos en altura, definen este tipo de servicios como un grupo de técnicas para trabajar en altura o lugares de difícil acceso, basado en la utilización de cuerdas para acceder y posicionarse en cualquier punto o lugar al objeto de realizar el trabajo encomendado.

Según la aprobación del RD 2177/2004, (disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura), estos servicios son necesarios solo en el caso que la evaluación del riesgo indique que el trabajo puede ejecutarse de manera segura y en las que, además, la utilización de otro equipo de trabajo más seguro no esté justificada.

Pero, aunque pueda parecer que es suficiente tener el equipo y los permisos necesarios para desempeñar tal labor, en verdad es muy importante que el personal que contratemos sea un especialista en el área.

  • Primero que nada, esto garantizaría que se tenga un plan de prevención adecuado a la actividad, en el que se haya realizado una evaluación de riesgos de los puestos de trabajo verticales.
  • Así mismo, también certificarían una correcta planificación y supervisión de los procedimientos de trabajo y seguridad que deben ser adecuados y específicos para cada proyecto.
  • Se podría tener la seguridad que el personal que prestará el servicio vertical están formados y cualificados tanto en las diferentes técnicas a aplicar en los trabajos de altura, como también en la prevención de riesgos laborales.
  • No tendrás duda que se utilicen equipos normalizados de protección individual, de trabajo, etc.; y que se realicen los trabajos de mantenimiento y las revisiones periódicas de los mismos.

Verticaleros vs. andamios

De la variedad de diferentes servicios que pueden asistir en las labores en altura de una empresa, los verticaleros se han estado posicionando últimamente en el sitio de honor de los preferidos.

Cada vez hay más clientes que desestiman los andamios por la falta de seguridad de la propia instalación, la cual conlleva gastos en el personal encargado del montaje y desmontaje del equipo, además de los riesgos que conllevan para los operarios y transeúntes, la exposición y fácil acceso para personal ajeno a la obra, y en muchos casos, por el coste que representa frente a los presupuestos de trabajos sin andamios.

Mientras, los verticaleros pueden realizar su trabajo en objetos naturales como árboles, taludes y frentes rocosos, incluso en pozos, conductos de ventilación y cañerías de abastecimiento.

También pueden trabajar con facilidad en la instalación de postes, estructuras, torres de telecomunicación, líneas eléctricas aéreas, aerogeneradores y otros; o incluso lugares especiales como espacios confinados o de difícil acceso, sin la necesidad del montaje de grandes estructuras y con poco personal, convirtiéndolos así en la mejor opción para atender una trabajo en altura.