La publicidad turística, fundamental para Barcelona

La publicidad turística, fundamental para Barcelona

El turismo ha sido, desde hace varias décadas, uno de los pilares básicos de la economía española. Nuestra posición privilegiada en lo que a geografía se refiere y la enorme variedad de la oferta turística de nuestro país han hecho posible que sean muchos miles de personas las que se hayan acercado hasta alguna de nuestras ciudades y municipios o que muchos españoles se hayan desplazado a otros lugares del país para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Este verano que está a punto de terminar ha sido la mejor prueba de ello.

Sin embargo, el hecho de estar en un determinado punto geográfico o de presentar una variedad importante de actividades para los turistas no atrae por sí solo a la gente. Es necesario que todo esto de lo que venimos hablando se publicite en algún medio, algo de lo que las entidades españolas se percataron hace mucho y que tratan de explotar al máximo. Y lo cierto es que se está haciendo bien a tenor de lo que indican las cifras de turistas que cada año llegan hasta nuestro país. Y es que hemos hecho un buen trabajo en materia turística desde hace tiempo.

Sin embargo, la manera en la que nuestras entidades vienen promocionándose en los últimos tiempos ha cambiado de un modo bastante grande, principalmente debido a que ha sido a través de Internet como estas empresas han encontrado la manera de tener acceso a una mayor cantidad de gente. Es eso lo que da sentido a la información que publicaba un diario como El Periódico este mismo año, que decía que ha crecido el número de turistas procedentes de Estados Unidos en los últimos meses, algo que se debe, como es lógico, a la red y a las estrategias de marketing en la misma.

Sin duda, una de las ciudades que son referencia en materia turística dentro de España es Barcelona. La capital catalana se ha erigido a lo largo de su historia en una de las urbes con más encanto de España, algo que sigue siendo vigente en la actualidad y que seguro que va a seguir siendo así en los próximos años. La página web Hosteltur ya la ha considerado, en uno de sus artículos, como la tercera mejor ciudad europea en la que vivir, por delante de Madrid y de Valencia, las otras dos grandes referencias españolas dentro de ese ránking.

Que Barcelona ocupe el tercer puesto en lo que a mejores ciudades europeas se refiere no es casualidad. De esto se han valido muchos de los hoteles de la ciudad a la hora de desarrollar sus estrategias de publicidad. Así lo aseguran, a modo de ejemplo, los empleados del Mercer Barcelona, uno de los principales hoteles de la ciudad. Desde luego, y según ellos, la cantidad de gente que acude a la ciudad a causa de la buena impresión que transmite la ciudad es enorme. Publicitar un aspecto tan positivo como el formar parte de la vanguardia europea en lo que a calidad de vida se refiere es una apuesta segura.

Barcelona, la ciudad total

Decíamos antes que España presenta una oferta turística en la que es posible tener acceso a una variedad de actividades casi inigualable en el resto de Europa y en muchas partes del mundo. Pero es que Barcelona es el verdadero estandarte de esa situación. La Ciudad Condal ofrece la posibilidad de hacer turismo cultural, hacer turismo de sol y playa y, debido a su cercanía con los Pirineos, hacer turismo invernal, siendo el punto de referencia de mucha gente que quiere hacer sky. Barcelona es, en definitiva, una gozada para todos y todas.

Es difícil encontrar un lugar así en muchos kilómetros a la redonda. Barcelona es uno de los tesoros que se encuentran en España también en materia económica. Se trata de la segunda ciudad en importancia dentro de esta materia y para muchos es incluso más relevante que Madrid. Lo cierto es que Barcelona tiene una importancia sustancial dentro del esquema español y el europeo. Y es que nada sería lo mismo de no contar con ella. España y la Unión Europea se quedarían cojas sin dudarlo.

El turismo y la publicidad o el marketing han de ir siempre de la mano. No sólo lo saben desde los establecimientos hoteleros. También desde las diferentes entidades públicas son conscientes de que sin publicidad no hay beneficio y tratan de valorizar la marca de sus municipios especialmente a través de la red. En España, también en ese sentido, estamos haciendo bien las cosas. Pero no hay tiempo para el descanso. La competencia es fuerte y está cada día más preparada. Es hora de demostrar que España sigue estando a la vanguardia en el sector.