Tips: disfraces para niños

Tips: disfraces para niños

Los disfraces no solo hay que utilizarlos en la clásica fiesta de Halloween. Como nos recuerdan desde lacasadelosdisfraces.es hay otras ocasiones adicionales como las fiestas de disfraces, fiestas familiares o celebraciones en las que se toma la decisión de disfrazarse y a los niños les gusta.

Conscientes de su importancia, vamos a dar una serie de consejos para que sepas de qué se pueden disfrazar.

Leer bien las etiquetas

Aunque en Europa y Estados Unidos todos los disfraces que se venden deben cumplir con las normas sobre riesgo de incendio, aunque seguro que te habrás dado cuenta que poca gente llega a cumplirlo. Siempre es bueno preguntar al vendedor o estar seguros de que el disfraz es ignífugo.

Evitar alergias

En el caso de que el niño tenga alergias ambientales o que su piel sea de alta sensibilidad, lo mejor es evitar las fibras extrañas y optar por materiales que se hayan probado antes como puede ser el algodón, piensa que debe ser ligero y transpirable.

Probarse en la tienda

No compres el disfraz para niños sin que ellos estén en la tienda, pues es bueno hacer las medidas y estar seguro de que se va a poder mover con la necesaria holgura.

Máscaras

Lo mejor es no tapar la cara del niño y que se les pueda ver bien la cara o un maquillaje bueno, la máscara debe ser la última opción a tomar.

Si te pones una máscara a modo de complemento del disfraz, lo mejor es que sea de tu talla, porque si le viene grande va a escurrirse. De igual forma, es bueno evitar las máscaras económicas que tengan escasa abertura para los ojos y que bloqueen la visión periférica.

Precaución con el maquillaje

En el caso de que maquilles la cara del niño, lo mejor es usar un maquillaje de buena calidad. No optes en el caso de que el traje tenga gafas por las de adulto, opta por unas de atrezzo que solo cuenten con el marco.

Zapatos confortables

Lo mejor es usar un calzado habitual y cubrirlo con apliques que se asemejen a los que deberían ir a juego con el resto del disfraz y el personaje.

Menores accesorios, pero mayor comodidad

Los pequeños no van a llevar con la misma clase que un adulto una varita, la escoba o una espada, pues va a ser algo incómodo para ellos.

Pensar en las temperaturas

En el caso de que estés en Europa, a finales de octubre hace frío, estos son los tipos de cosas que hay que tener en cuenta. En general, lo mejor es siempre hacer una consulta sobre las predicciones del tiempo con la debida antelación y prepararse para el sol, la lluvia, que pueden llegar en cualquier momento.

Ser políticamente correcto

Lo mejor es que no lleve disfraces donde aparezcan las ideologías favoritas o políticas, mejor cuando llegue a la edad adulta.

Evitar el sexismo

No se deben buscar los trajes de personajes “sexys, pues a las niñas no les queda bien el llevar un disfraz de Marilyn Monroe, aunque pueda parecer bastante creativo, no es la mejor idea.

Olvidarse de los disfraces que sean sangrientos

No debes vestir a tu hijo con disfraces en los que chorree sangre y sean violentos. Solo podríamos decir que un Drácula o Frankestein están permitido.

Seleccionar bien los colores

Pese a no ser cuestión de raza, existen colores que le pueden quedar bien a un niño y a estas alturas de la película vas a saber qué colores cuáles son los que más le van a gustar a tu niño.

¿Qué le puede interesar más a tu niño?

Deberás pensar en lo que más le interesa o le gusta hacer para así configurar la lista de disfraces posibles. En el caso de que le guste la cocina, seguro que vestirse de chef le hará sentirse estupendamente.

Si le agrada el fútbol, va a poder fantasear con un jugador de fama o como esos personajes que le gusten.

No a los disfraces tipo animador

No es igual que nos vistamos de bob esponja con disfraz de niño que se han realizado delicadamente que hacerlo con uno de mala calidad, esto tenlo en cuenta.

Estamos seguros de que si cuidas este tipo de cosas, seguro que el disfraz que elijas para tu niño va a ser el adecuado, algo que siempre hay que tener en cuenta y considerar.

Así que ya sabes, desde aquí esperamos haberte ayudado a que la elección sea más sencilla y tu niño se sienta bien llevándolo.