Da un paso al frente y comienza a cuidar el medioambiente desde casa

Da un paso al frente y comienza a cuidar el medioambiente desde casa

Por suerte, cada vez estamos más concienciados de que debemos de cuidar a nuestro planeta y es que él es, en gran medida, nuestra fuente de supervivencia. Nos entrega oxígeno, nos da alimentos, nos llena nuestra vida de paisajes de ensueño… como para que nosotros lo maltratemos con grandes y contaminantes factorías, pescando y cazando de forma poco sostenible… Sin embargo, como os decimos, nuestra mentalidad está cambiando con el paso de los años y ya son muchos los países que tienen activas diferentes medidas políticas para buscar un equilibrio sostenible y respetuoso con el medio ambiente. No obstante, estas medidas que plantean los gobiernos no siempre son suficientes, por lo que nosotros también debemos de tratar de aportar nuestro granito de arena. Y es que por insignificante que creamos que sea nuestro aporte, cada gesto contribuye a hacer de este un mundo mejor, es por ello por lo que a lo largo de este post os queremos acercar una serie de medidas, de consejos, que podemos aplicar fácilmente para ahorrar agua en nuestros hogares.

Tal y como os hemos adelantado, el cuidado del planeta es algo que nos afecta a todos, de ahí que no sea de extrañar y se deban de aplaudir medidas como la adoptada por el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, quien apuesta por el ahorro de energía y agua en sus colegios públicos, de tal forma que no solo consigue ahorrar en el recibo municipal, sino que también contribuye a la sostenibilidad de nuestro entorno. Pero lo cierto es que esta es tan solo una medida más que contribuye, pero nosotros, sin salir de nuestros hogares, podemos reducir considerablemente el consumo de agua mediante los siguientes consejos.

Ahorrar agua en la cocina.

  • Debemos de dejar correr el agua del grifo solo para enjuagar los platos, manteniéndolo cerrado al enjabonarlos.
  • Cuando no los usamos, debemos de evitar que los grifos goteen.
  • El lavavajillas solo lo debemos de utilizar cuando esté con su carga máxima y utilizando programas que economicen el uso de agua.
  • Las frutas y verduras debemos de lavarlas dentro de un recipiente en lugar de hacerlo bajo el grifo, ya que de esta forma ahorraremos mucha agua. Para descongelar productos podemos seguir el mismo consejo.
  • Para regar las plantas podemos usar el agua que nos sobró del punto anterior.
  • Remojando las ollas y sartenes unos minutos antes de fregarlas evitaremos el gasto desproporcionado de agua.
  • La ropa, las mantas y, en definitiva, toda la colada, debemos de lavarla en lavanderías especialzadas. La franquicia autoservicio Wash-up es, en mi opinión, una de las mejores, ya que, con sus máquinas industriales nos cogerá toda la colada en un mismo lavado y la llevaremos para casa ya seca, con lo que el ahorro de agua y tiempo será considerable.

Ahorrar agua en el baño.

  • Debemos de cerrar el grifo mientras nos afeitamos o nos lavamos los dientes.
  • También tendremos que apagar la ducha mientras nos estamos lavando el pelo.
  • Asimismo, si optamos por una ducha en lugar de un baño ya nos estaremos ahorrando una cantidad importante de agua.
  • Debemos de vigilar de cerca la cisterna del inodoro. En ella suele haber fugas de agua que, a la larga, aumentan considerablemente el consumo. Además, es importante que controlemos que la cadena cierre bien al vaciar el depósito.
  • Es importante comprobar que todos los grifos tienen aireadores de agua.
  • Si instalamos un difusor de agua en la alcachofa de nuestra ducha estaremos reduciendo a la mitad el consumo de agua.
  • Trataremos de tirar el papel higiénico en la papelera y no en el inodoro, evitando así el uso del mismo.

¿Cómo podemos ahorrar agua en nuestro jardín?

Al igual que sucede en el interior de nuestra casa, también es posible ahorrar en el exterior, tan solo basta con regar el césped y las plantas por la mañana o por la noche, evitando las horas de mayor calor, ya que es cuando más se evapora el agua. Además, debemos de revisar una vez al mes los grifos, las mangueras, las bombas de agua… ya que es muy fácil que tengan alguna fuga, por pequeña que sea y que no nos demos cuenta de ella. Por último, si usamos una escoba o un soplador en lugar de una manguera para limpiar el jardín y barrer las hojas, estaremos ahorrando una cantidad de agua muy importante.