Lo que tiene que tener un taller para ser el mejor

Lo que tiene que tener un taller para ser el mejor

Talleres mecánicos hay muchos. Demasiados diría yo. Solo tienes que filtrarlo en Internet o darte una vuelta por el barrio donde vives. Ahora bien, talleres mecánicos buenos, no hay tantos. Y es que el que tiene un taller de confianza tiene un amigo para toda la vida. Son de esas cosas que hay que guardar como si fuera el elixir de la eterna juventud. Por este motivo hoy queremos hacer un análisis de  lo que tiene que tener un taller para ser puntero, para ser un referente.

La actividad principal de un taller es la de reparación y mantenimiento en general de vehículos de todas las marcas, chapa, pintura, mecánica, electricidad, alineados, montajes de neumáticos, línea pre-itv, lavadero a mano, etc… y en especial la reparación de accidentes de automóviles. Partiendo de ahí, luego lo que diferencia a un taller de otro son los pequeños detalles. Hoy analizamos esas situaciones con Talleres Auto Babel que nos comentan lo que puedes buscar y encontrar en este sector.

Mecánica rápida

Un taller tiene que realizar un mantenimiento en general de vehículos de todas las marcas, reparación de chapa, pintura, alineados, mecánica, electricidad, montaje de neumáticos, linea pre-itv, lavadero manual y reparación de golpes y accidentes. Tanto para el mantenimiento de su vehículo como para diagnosis y reparación de averías, con el servicio de mecánica y electricidad en un taller de mecánica tienen que completar los servicios más necesitados para el perfecto estado de tu vehículo.

Tramitación de partes

Si ha tenido un accidente no tienes que preocuparte por la tramitación del parte. Un taller bueno es el que se pone en contacto con su compañía de seguros y agiliza todos los trámites para que el perito evalúe los daños rápidamente, y de esta manera pueda volver a tener su coche lo antes posible.

Siniestros

Un taller bueno es el que se hace especialistas en complejas reparaciones de siniestros y de vehículos colisionados en fuertes accidentes, que sepan trabajar  tanto todas las marcas y con todas las compañías de seguros. Y es que hay muchos talleres que al no trabajar con tu marca de coche, te pega el portazo a las primeras de cambio.

Pre ITV

No hay cosa peor que acudir a pasar la ITV y que te echen para atrás. Muchas veces son por tonterías. Y es que se tiene mala suerte cuando coincides con el tikismikis de turno. Por eso, si tienes un taller de confianza te puedes ahorrar este mal trago. Un taller bueno es el que te realiza tu PRE-iTV para que sepas cuáles son los problemas de tu vehículo. Realizar este trabajo previo evita tener que volver a pasar la iTV si no nos dan el visto bueno. Así que te vas ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo. Un bien demasiado valioso en los tiempos que corren. Ya sabes que si no tienes pasada la ITV te enfrentas a multas considerables.

Material e instalaciones

Y por supuesto, a un taller le hace bueno sus instalaciones y los materiales con los que trabaja. Un buen ejemplo sería un taller que disponga de tres Hornos-cabinas de pintura de última generación y zonas rápidas para reparaciones en 24 horas. Además que tengan secado por infrarrojos, que es lo último del mercado. Y si ya de por sí, es un taller concienciado pues mucho mejor. Y es que hay muchos establecimientos que cuidan el medio ambiente y por eso disponemos de filtros para el tratamiento residual de la pintura.

Coche de sustitución

Si en algún momento pensaste que dejar tu coche para reparar te iba a hacer dejar en la calle, es que no has pensado en el taller adecuado. Un taller de calidad es aquel que te puede ofrecer un coche de sustitución mientras se soluciona tu problema. Así ya no tendrás que estar pidiendo el coche a tu cuñado o teniendo que depender de un transporte público que en algunas ciudades es todo un martirio.

Recogida

Los pequeños detalles son estos. Por ejemplo, que te recojan tu coche en tu domicilio, lo traigan a su taller para su reparación y lo lleven de nuevo hasta la puerta de tu casa, en perfecto estado, aspirado y lavado. Ahorrará tiempo y ganará en comodidad. La verdad es que es una forma genial de dejar al cliente más que satisfecho.

Pues estos son algunos de los detalles que un taller mecánico tiene que tener con sus clientes. Hay muchos más, pero eso dependerá del tiempo y de la profesionalidad. Creemos que con estos, un cliente ya se puede dar más que satisfecho. ¿Conoces algún taller que sea así?