El acero y la responsabilidad ambiental

El acero y la responsabilidad ambiental

La responsabilidad ambiental es algo de lo se ha hablado mucho durante los últimos años. Y es que es fundamental que todas las personas conozcamos el estado en el que se encuentra el planeta como resultado de siglos de maltrato, gracias a las decisiones erradas por parte de los seres humanos.

Lo primero que es fundamental entender es que la responsabilidad es de todos los hombres y mujeres que vivimos en el planeta, porque hasta hace unos años, formábamos parte del sistema y del grupo de personas que asumió que los recursos del planeta estarían siempre a nuestra disposición. Por supuesto, las grandes corporaciones tienen una responsabilidad incluso más amplia, pues en su momento, sus protocolos no eran amigables con el medio ambiente.

Si seguimos por esa línea, tal vez hace 40 o 50 años no se sabía realmente lo mucho que afectaba al medio ambiente el despilfarro de los recursos, pero hoy sí se sabe, lo que significa que todos estamos en la obligación de ser más responsables con el planeta. El reciclaje a gran y pequeña escala es fundamental para minimizar los daños ambientales, por lo es de suma importancia que todos nos sumemos a estas iniciativas.

Uno de los materiales que más y mejor se presta para el reciclaje, es el acero. Este material es altamente responsable con el medio ambiente, porque puede reutilizarse infinitamente, aún cuando su recolección no se haga de la forma correcta. Según los profesionales de Danvimet, el acero que hoy encontramos en el mercado, tiene más de 150 años reinventándose y siendo utilizado de cientos de maneras diferentes.

¿Cómo beneficia el uso del acero al medio ambiente?

Hemos mencionado muy brevemente por qué es importante la reutilización del acero en relación al medio ambiente. Y claro, a simple vista se puede entender, pero si ponemos la lupa en los grandes beneficios que le aporta no solamente al planeta, sino también al ser humano, podremos entender mejor la necesidad de educar en lo fundamental que es para el cuidado del planeta:

Beneficia la limpieza del agua

El agua, su cuidado y su utilización inteligente es una de los aspectos más importantes en lo que se refiere a la responsabilidad ambiental, pues mantener el agua limpia es necesario, no sólo para nuestra salud, sino también para la del medio ambiente.

El acero inoxidable puede utilizarse para mejorar la limpieza del agua ya que:

  • Las tuberías de acero inoxidable para los sistemas de agua potable ayudan a mantener el agua limpia y a que los niveles de los estándares de calidad de esta sean los más elevados. El acero inoxidable garantiza una higiene más duradera y previene la formación de cualquier tipo de bacteria ya que sus componentes lo convierten en uno de los materiales más asépticos. El correcto grado de selección minimizará el riesgo de corrosión lo que significa que el agua no se contaminaría, contrario a lo que puede ocurrir con otro tipo de metales.
  • En relación a las plantas de aguas residuales, estas usan acero inoxidable para el transporte de las mismas, ya que es el material más seguro ante la posible naturaleza corrosiva del agua. La durabilidad y el bajo mantenimiento del acero inoxidable es ideal para este tipo de trabajos.
  • También se utiliza acero inoxidable en las tuberías que son utilizadas para descontaminar las aguas residuales antes que vuelvan a los ríos y suelo.

Mejora la calidad del aire

El aire es uno de los grandes problemas del mundo actual. Los grandes niveles de contaminación han conseguido que los índices de enfermedades respiratorias sean cada día más comunes en muchísimas personas. También hay que considerar los efectos producidos por los altos niveles en las emisiones de los gases del efecto invernadero, así como los contaminantes que causan la famosa “lluvia ácida”. Si tomamos en cuenta esto, cualquier cosa que pueda ayudar a darle mejor calidad al aire, es fundamental; el acero inoxidable puede ayudar de muchas maneras cuando hablamos de esta área:

  • Los nuevos catalizadores utilizan acero inoxidable para la retención y el transporte de sustancias catalizadoras. Las versiones más modernas son mucho más livianas y más fuertes que las versiones tradicionales de cerámica, además de ser mucho más eficientes energéticamente, otro aspecto importantísimo que debe ser valorado. Las sustancias catalizadoras suelen ser altamente corrosivas y activas en un ambiente de alta temperatura, siendo así la razón por la cual se escoge el acero inoxidable como principal material. Estos convertidores de acero inoxidable ayudan a disminuir la contaminación en vehículos de motor, generadores electrógenos, montacargas, equipos de minería, camiones, buses y trenes, etc.
  • Los filtros de diésel pueden filtrar hasta un 95% del humo negro y el 85% de las partículas de hollín. Estos filtros están diseñados para eliminar partículas de humo y hollín provenientes del gas de combustión del motor diésel. Las versiones más modernas pueden estar compuestas de hasta un 90% de acero inoxidable. La excelente resistencia a altas temperaturas, la productividad y las propiedades económicas convierten al acero inoxidable en la mejor opción para este filtro.

Reducción de los residuos

Así como la reutilización del acero es fundamental para el planeta, este también participa activamente en los procesos de reciclaje de otros materiales, y también ayuda a reducir la cantidad de gases residuales producto de los materiales desechados:

  • Debido a que el proceso de compostaje libera muchos gases corrosivos, el acero inoxidable es el mejor material para filtrarlos antes de que se liberen al medio ambiente
  • Se utiliza el acero inoxidable para reciclar cartón y papel, lo que significa una mayor contribución en la reducción de vapor residual, en la conservación y protección de los árboles.
  • A su vez, se utiliza este material en todo el mundo para los recolectores de basura. Son resistentes ante la corrosión y no solo lucen más atractivos que los contenedores convencionales, sino que ayudan a mantener el medio ambiente más limpio.

Es eficiente energéticamente

Utilizar energías renovables es fundamental para el cuidado y la protección del medio ambiente. Al ser los combustibles fósiles no renovables, el mundo se ha visto en la necesidad de encontrar alternativas para utilizarlos en menor medida.  El acero es uno de los materiales más nobles en lo que a eficiencia energética se refiere, ya que:

  • Los sistemas de paredes exteriores de acero inoxidable son perfectos para incluir grandes áreas de aislamiento entre miembros estructurales. El armazón de acero también es el complemento perfecto para las fachadas con mamparas de lluvia o paneles de acero inoxidable. Debido al mejor aislamiento y la capacidad de la fachada para que el sistema elimine la humedad rápidamente, los interiores de los edificios son más cálidos en climas fríos, más fríos en climas cálidos y están libres de humedad en climas húmedos.

Esto reduce los costos de calefacción y refrigeración, lo que se traduce en un menor uso de los servicios públicos y una menor presión sobre nuestras reservas de combustible de petróleo, gas y carbón. Además, el uso de electricidad también se ve reducida.

  • Las calderas de condensación son el método de calefacción más eficiente de energía y los que están hechos de este material presentan un 100% de eficiencia. En estos casos, se requiere de acero inoxidable debido al proceso de condensación y a su resistencia ante la corrosión.
  • Las células de combustible también son una fuente de energía para el futuro. Al igual que una batería, las células convierten la energía química en energía eléctrica. Trabajando con gas natural o con hidrógeno, generan calor y electricidad con una sola emisión, agua. El acero inoxidable se utiliza para soportar a los electrodos que son más fuertes, más fáciles de fabricar y más baratos que las versiones en cerámica. Las células de combustible se pueden utilizar en una variedad de lugares incluyendo coches y sistemas domésticos de calefacción.

Conciencia ecológica y responsabilidad ambiental por parte de los seres humanos

El ser humano ha sido parte fundamental del problema ambiental, por lo que también debe ser parte de su solución. Como individuos estamos obligados a pensar y a actuar de una manera más responsable con el medio ambiente, pues es la única manera de que también se generen cambios a nivel macro.

Pequeñas acciones logran grandes resultados, porque sí, es verdad, una sola persona no hace demasiado ruido. Pero cuando son muchas personas las que hacen pequeños cambios, sí comienzan a ocurrir cosas que benefician al medio ambiente. Desde nuestra parcela de individuos, podemos ser más respetuosos y proactivos en lo que respecta a buscar soluciones más amigables con el planeta.

Y es fundamental que se den estos pequeños cambios, pues a medida que las personas vayan exigiendo con palabras y acciones, las grandes empresas y los gobiernos del mundo se verán en la obligación de generar nuevas normativas que beneficien aún al medio ambiente, logrando así que todos los actores de la sociedad se vean afectados e involucrados en ellos. Y es que no podemos negar que se han dado cambios, solo que no los suficientes.

La responsabilidad ambiental es tarea de todos y una manera de ser responsable es tomando en cuenta aquellos materiales que le hacen menos daño al planeta, siendo en este particular, el acero, uno de los que más colabora con el cuidado y la protección del medio ambiente.