¿Por qué son necesarias las taquillas en los espacios laborales?

¿Por qué son necesarias las taquillas en los espacios laborales?

Los espacios laborales deben ofrecerle a los trabajadores las comodidades para que estos puedan cumplir con sus obligaciones. No solamente en lo que se refiere a los implementos necesarios según su puesto, sino a nivel de las comodidades estructurales que faciliten al empleado su jornada laboral.

Un gran problema que suelen tener los lugares de trabajo, es el almacenamiento para los empleados, pues por lo general se trata de alguna habitación en desuso sin mucha estructura que mantenga el orden, la limpieza y la funcionalidad. Es por ello que muchas empresas han comenzado a instalar en los espacios para los trabajadores taquillas, como una solución a la problemática del almacenamiento de sus artículos personales.

Cuando se trata de la imagen que se quiere dar en una empresa (sin importar el rubro), el orden es uno de los aspectos que más toma en cuenta un potencial cliente, socio o aliado comercial. Si un negocio es ordenado o no, se nota simplemente con una ojeada rápida. Si los espacios de atención al público se ven descuidados, desordenados o abarrotados, los clientes perciben esto como un punto en contra, pues un negocio descuidado no inspira confianza.

Tenemos que pensar que la imagen que dan los lugares de atención al público son la carta de presentación de una empresa, y si nos encontramos con un mostrador abarrotado de artículos personales que no tienen que ver con lo laboral, la percepción del cliente será negativa. Sin embargo, también hay que entender que si los trabajadores no tienen espacios adecuados para sus pertenencias, tendrán que usar sus puestos de trabajo para poder tenerlas a buen resguardo.

Es por ello que las taquillas se han convertido en una solución para el problema del almacenamiento de las pertenencias y así asegurar espacios más cómodos, seguros y agradables para los empleados.

¿Están las empresas obligadas a instalar taquillas?

Las empresas deben cumplir con una normativa en este particular, que va de la mano de la naturaleza propia del negocio. Cuando hablamos de los lugares de almacenamiento para los empleados, las empresas se dividen en dos categorías, que según los profesionales de TAQUICEL son importantes de conocer, ya que según las características de cada una, la normativa dice una cosa u otra. Estas categorías son:

  • Empresas obligadas a instalar taquillas

Se trata de aquellas empresas cuyos trabajadores necesitan por la naturaleza propia de sus obligaciones laborales llevar algún tipo de ropa especial de trabajo. La ropa de seguridad, los uniformes, batas de laboratorio, entre otros, pueden entrar en la definición de ropa especial de trabajo.

Si una empresa está en la obligación de disponer de un espacio como vestuario, estos deben estar equipados con asientos tipo bancos, y con taquillas para almacenamiento con seguridad, además de contar con espacio suficiente para la ropa y el calzado. También se debe tomar en cuenta que cuando las condiciones laborales lo exijan, la ropa de trabajo se debe poder mantener separada de la ropa de calle y del resto de objetos personales de los trabajadores. Esto quiere decir que si la ropa especial de trabajo se ve afectada por contaminación, suciedad o humedad, la empresa debe garantizar que el trabajador contará con dos espacios diferenciados para separar la ropa de calle de la ropa especial de trabajo.

Otro aspecto que debe tomarse en cuenta es que estos espacios deben ser cómodos y amplios, pues es importante que se calculen pensando en que la totalidad de los empleados puedan disponer de un espacio asignado y que los puedan usar simultáneamente.

  • Empresas que NO están obligadas a instalar taquillas

Tomando en consideración las particularidades de las empresas que sí están obligadas a tener espacios con taquilla, podemos ubicar fácilmente cuales son las que legalmente no lo necesitan.

Una empresa no está obligada a tener vestuarios cuando sus trabajadores no usan ropa especial de trabajo. Y aunque no se vea en la obligación de instalar taquillas individuales, sí está obligada a disponer de colgadores o armarios para colocar la ropa y pertenencias personales de los trabajadores. En este caso la instalación de taquillas sigue siendo una solución aunque no sea una normativa legal, pues con ellas los trabajadores pueden disponer de un espacio más cómodo, seguro y ordenado para colocar sus pertenencias.

Si tomamos en cuenta nuevamente el orden como un valor fundamental en las empresas, las taquillas le asignan un lugar a cada empleado para que pueda resguardar todo lo que no necesite durante las jornadas laborales, liberando así sus estaciones de trabajo de todo lo que no sea necesario para cumplir con sus responsabilidades.

Ventajas de instalar taquillas en los espacios laborales

Como hemos podido ver, hay una normativa legal que cumplir para evitar sanciones de los entes rectores, sin embargo, si nos paramos en un escenario en el que la normativa no existiera, contar con estos espacios de almacenamiento trae consigo una serie de ventajas que discutiremos a continuación:

  • Orden y limpieza

Ya hemos hablado de este punto en apartados anteriores. Estos dos aspectos son fundamentales para el buen funcionamiento de una empresa, pues le da a los clientes, aliados comerciales y socios, la sensación de que todo fluye de la forma correcta dentro de ella. Contar con taquillas es una manera de que los espacios de trabajo (sobre todo aquellos que reciben y atienden al público) se mantengan siempre ordenados y sean sencillos de limpiar.

Antes mencionamos que cuando no se cuenta con un espacio para almacenar pertenencias personales, los empleados tienen que mantenerlas en sus puestos de trabajo, lo que puede derivar en que la zona se vea descuidada y sucia, dando una mala imagen a todas las personas que ingresen al lugar.

Lo importante en este particular es que las condiciones a nivel estructural existan dentro de la empresa para que los empleados puedan resguardar sus pertenencias, de esta manera se puede normar de una forma justa, el cómo deben mantenerse los puestos de trabajo a nivel de orden y limpieza.

  • Seguridad

La seguridad es un aspecto muy importante en relación al almacenamiento de pertenencias personales, pues por mucho que se tomen medidas, las posibilidades de hurto siempre están allí. Si los empleados tienen que mantener sus cosas siempre a la mano, sus espacios de trabajo son menos pulcros (como hemos mencionado antes), pero también se convierte en un punto de distracción, pues deben estar pendientes constantemente de que todas sus cosas estén allí.

Contar con taquillas que le permitan a los empleados resguardar sus pertenencias en un lugar seguro, -que generalmente tienen algún sistema de seguridad, ya sea candados (con o sin contraseña) o claves digitales, les da la tranquilidad de que sus cosas de valor estarán protegidas durante su jornada laboral.

  • Durabilidad y economía.

Al realizar un trabajo de instalación de taquillas de la mano de especialistas, se garantiza una inversión a largo plazo que funcionará para muchos empleados a lo largo de la historia de la empresa. Dependiendo del tipo material que se elija, sea madera, plástico o metal, el mantenimiento será por lo general bastante bajo, pues no requiere de demasiado cuidado. En el caso de que se trate de taquillas con sistema digital, el proveedor por lo general también ofrece el servicio de mantenimiento cuando así lo requiera.

Sin embargo, en cualquiera de los casos, es una inversión que no genera demasiados gastos luego de su instalación. Esto porque, como hemos mencionado, el mantenimiento no es demasiado constante y a su vez, las piezas que suelen ser necesarias de cambiar son bastante económicas, como llaves o candados.

Pensar en el aspecto económico es fundamental, porque si bien es cierto que la inversión de primer momento puede ser alta (sobre todo si se trata de taquillas con sistemas digitales), a largo plazo se gasta muy poco en ellas y genera un clima de seguridad en los empleados.

  • Se adaptan fácilmente a cualquier estilo de decoración

Una ventaja que es importante tomar en cuenta es que las taquillas pueden adaptarse fácilmente a los diferentes tipos de decoración, pues no todos los tipos de empresas son iguales. Una empresa de construcción no suele tener el mismo estilo de decoración que una entidad bancaria, además, sus necesidades son distintas.

Partiendo de allí, la empresa de instalación de taquillas encontrará la manera de adaptar sus productos al espacio donde serán colocados, ya sea creando piezas que puedan revestir las puertas de las taquillas para que puedan encajar con el estilo decorativo del espacio, o buscando las maneras de que los materiales con los que se vayan a crear, sean los mismos que ya existen en el espacio.

Las taquillas en los espacios laborales son fundamentales para ofrecerle a los trabajadores todas las comodidades necesarias para que puedan cumplir con su jornada de la mejor manera. A esta premisa, se le suma que la normativa legal les exige a las empresas que cuenten con espacios para que sus empleados puedan almacenar y proteger sus pertenencias.