Claves para hacer de un bufete una marca

Claves para hacer de un bufete una marca

Si se quiere hacer de un bufete una marca, como dicen desde Bufete Albanés, hay que tener en cuenta una serie de claves importantes para tener éxito.

Vamos a verlas:

Estudio del mercado

Se debe definir el público (target). Una reflexión que a veces parece fácil, pero que en no pocas ocasiones termine por olvidarse por parte de los abogados. Entre las reuniones y demás, muchas veces no se sabe quién es realmente el cliente. En este tipo de situación se puede responder de dos maneras:

Cuando somos un bufete nuevo

Aquí hay que saber si hablamos con un cliente particular o una empresa o quizá los dos. Hay que saber la zona en cuanto a territorio que vamos a abarcar. Para ello es necesario segmentar dentro de la población objetiva la clase de persona o empresa que pueden terminar contratando este tipo de servicios.

Cuando somos un bufete que tiene trayectoria extensa

Aquí es posible ver el historial de la clientela e irlo clasificando en grupos, de tal forma que se pueda medir el segmento con mayor influencia y centrarse en él o reforzarlo. En el caso de que este sea el deseo que tengamos, se puede ir detectando el de mayor debilidad y que pueda dar más de sí. De todas formas, es necesario delimitar a quién nos vamos a dirigir y a quienes no.

Hacer un plan de marketing

Cuando somos conscientes de a quienes debemos encaminar los esfuerzos que hacemos, también hay que pensar en la selección de las plataformas en el terreno promocional que se pueden usar para que se pueda llegar hasta ellos.

Todo ello lo podemos hacer gracias a un plan de marketing que nos pueda hacer visibles al público que se quiera alcanzar y mediante un plan de ventas con el que ir articulando la relación existente con la posible clientela.

Actitud comunicativa

En Internet se determina un modelo de clientela nuevo, las personas terminan por interactuar con las marcas. No se puede confiar en el clásico argumento de cómpranos puesto que somos los mejores.

Los clientes se informan en la red de redes, ven tu sitio web y cuando no se explica como es debido lo que sea hace, en lo que somos bueno y en el beneficio que le damos, no terminarán comprando.

Esto hace que:

Debes tener una web

Tiene que ser cuidado con contenidos novedosos y actualizados

Más informativo y menos comercial

Deberás llevar a la gente hasta ella, algo en lo que hay que invertir tiempo y dinero en las redes sociales. Los clientes se encuentran allí y puedes atraerlos hacia tu web.

Hay que ser noticias y aparecer en la prensa

Para ello no hay que tener problema en expresar lo que hacemos, así como establecer reflexiones profesionales que podamos tener y en relación a la actividad que se realice en el despacho.

La actitud claramente comunicativa es necesaria, se debe hablar con la clientela, aunque si pensamos que deben ser otros lo que hablen a nuestra posible clientela, deberán ser empresas que estén especializadas en gabinete de prensa que pueden colaborar a que aparezca la empresa como noticia en los medios.

El que se ocupe sitio en un medio como noticia es bastante más asequible que la publicación de un anuncio como tal, además de que tampoco hay que olvidar que se da una imagen de lo más prestigiosa.

Relaciones públicas

Cuando se quiere ir cubriendo todos los espectros, deben ser habilitados una serie de espacios de encuentro con la clientela. Por lo que, si nos va a querer conocer sin que sea necesario salir de nuestro hogar, es posible hacerlo en el sitio web, la prensa o redes sociales.

El caso es que deben ser generados una serie de espacios de encuentro para que sea posible mantener una relación física con las personas que podrían ser capaces de comprar nuestros potenciales clientes.

Querer hacer de un bufete una marca es una importante exigencia

Cuando se quiere vivir de una profesión legal como es la abogacía, hay que ser conscientes de que se debe actuar como si de una empresa dedicada a los servicios legales se tratase. Estar compitiendo con las demás, termina por hacer que se deba saber quién será nuestro cliente, así como poner en marcha una estrategia con la que podamos llegar hacia él, todo ello con una buena actitud para proceder a captarlo cuando se logre la atención del mismo.

Esperamos que después de todo lo que te hemos contado tengas más claro lo que hay que saber sobre cómo hacer un bufete exitoso y representativo.