Tranquilo, tu mascota se va contigo de vacaciones

Tranquilo, tu mascota se va contigo de vacaciones

No hay nada más merecido en esta vida que unos días de vacaciones, ahora bien, no todo el mundo puede disfrutar de ellas. Normalmente el tema económico es uno de los problemas principales. Luego hay otros asuntos personales que también lo pueden evitar. Por ejemplo, el tener que cuidar a otras personas, ya sea mayores  o pequeños, el tener fobia a viajar en avión o simplemente que tienes una mascota que cuidar y no la quieres dejar sola. Vale, pues nosotros para otros problemas no tenemos solución, pero para el de la mascota sí.

¿Pueden viajar las mascotas en avión? Pues la respuesta es sí. Está claro que un viaje normal con personas no, pero si estás interesado en que tu perrito o tu gatito conozca los Fiordos noruegos, la Catedral de Colonia o la gran Muralla China, ahora puedes estar tranquila, porque se puede hacer.

Está claro que el transporte de animales domésticos suele crear gran confusión, principalmente porque el transporte se tiene que hacer de forma necesaria, forzado por las necesidades de la vida, porque se tiene que cumplir una normativa específica y porque se requiere una documentación concreta por parte de las aduanas, los veterinarios y las compañías aéreas. Pues bien, si te pones en manos de profesionales esto deja de ser un problema, porque ya hay empresas especializadas en ello. “Al contrario de lo que se puede pensar, el mayor problema que tenemos en el transporte de mascotas en avión, no es la seguridad del animal, sino la tranquilidad de sus dueños”, nos explican desde Animales por Avión, que después de muchos años en el sector como empresa de transporte de animales, nunca hemos tenido ninguna incidencia con su seguridad.

¿Cómo es?

Las mascotas, una vez que entran en las instalaciones de la compañía aérea y son llevadas a la zona habilitada para animales, con veterinarios y personal especializado, asumen su situación y se quedan muy tranquilitos. Sin embargo, somos los dueños de los animales los que nos ponemos más nerviosos en su transporte por avión que ellos mismos.

Qué trasportín usar

Y una vez que ya sabemos que nuestra mascota puede viajar, ese el momento de analizar cómo. Dejando a un lado el aspecto psicológico del envío y entrando en la operativa del mismo, otra duda bastante común consiste en encontrar el trasportín adecuado para el viaje, en función del tipo de animal, de su tamaño y de las características que piden las compañías aéreas. Por ejemplo en esta empresa, ofrece un servicio personalizado, por lo que la mejor manera de saber qué trasportín necesita tu mascota para su transporte en avión, es que hagas una consulta y ellos te indicarán cómo tienes que medir a tu mascota para que sepas qué tamaño y modelo tendrás que utilizar.

El trasportín adecuado en el transporte internacional de animales también es importante para el presupuesto, ya que la tarifa de envío se calcula en función del volumen que ocupa el trasportín dentro del avión. Una medición equivocada ocasiona un presupuesto erróneo y asegura que la compañía aérea rechazará el envío, en caso de que el trasportín sea demasiado pequeño.

Dos formas de envío

Una vez arreglado esto, seguro que se te pasa por la cabeza ,cómo irá tu mascota. ¿Estará cómoda? ¿Pasará frío? ¿Irá con más animales? Pues bien, hay dos formas. Realizar un envío como pasaje acompañado, en cabina. Esta opción es la mejor si se tiene la posibilidad de que alguien acompañe al animal, ya que es la más económica, pero si no se tiene esta posibilidad o la compañía aérea no lo permite, entonces hay que mandarlo como carga. Si llevas a tu animal como pasaje tienes que contactar con tu agencia de viajes o directamente con la compañía aérea.

Envío como carga, en bodega.

Si envías a tu animal en bodega tienes que contratar los servicios de una agencia de carga como Star Cargo. ¿Pasará frío? Pues parece difícil creer que haya gente que piense que los animales viajan en las bodegas como si fueran maletas. Pues no, no es así, el animal no pasará frío, el transporte de animales en avión se realiza en bodegas presurizadas y acondicionadas, igual que los pasajeros.

¿Sedación?

Hay muchísima desinformación en este tema, si usted decide llevar a su mascota como pasaje, usted se responsabiliza de la sedación, pero si lo envía como carga, la normativa dice que no es aconsejable. Algunas compañías aéreas prohíben expresamente la sedación en el transporte de animales domésticos, pues, al aplicar la sedación, baja la presión sanguínea que, con la altitud del vuelo, también bajará, ambas bajadas de presión podrían ocasionar un paro cardíaco al animal.