Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Aprende a tapizar cabeceros de cama

Tras la pandemia y, sobre todo, tras la cuarentena, somos muchos los que nos hemos cansado de gran parte de nuestra casa o que hemos visto las deficiencias que esta tiene. Sin duda alguna, esto se debe a que hemos pasado muchas horas encerrados en casa y, por ello, hemos podido comprobar los defectos que, de normal, nos pasan por alto.

Así, a lo largo de este post os queremos invitar a que le deis un nuevo aire a los cabeceros de vuestra casa y lo hagáis aprendiendo a tapizarlos de una forma sencilla para que, con sencillos trucos como este, vuestro hogar luzca como nuevo. Por ello, para renovar el tapizado de los cabeceros tenemos que:

  1. Lo primero que debes hacer es retirar la tela antigua del cabecero tapizado. Para ello, descuélgalo de la pared, sitúalo con la cara vista hacia abajo en una superficie plana y retira las grapas o clavos que sujeten la tela. Para esta tarea usa un destornillador plano para levantar las grapas y un alicate para retirar los clavos.
  2. Ahora debes fijarte si la guata o la gomaespuma que acolcha el cabecero está en buen estado, en caso de que lleve, aunque, si no lleva, puede que directamente veas el tablero o estructura de madera. Si el relleno está amarillento o se deshace al tocarlo, quítalo todo y cámbialo para que el cabecero vuelva a tener cuerpo. Además, si no sabes dónde comprar gomaespuma de buena calidad, nosotros te recomendamos que te pases por la web de Curtidos y tapicerías, donde no solo encontrarás este producto de primera calidad, sino que podrás hacerte con todo lo necesario para tapizar tu cabecero.
  3. Una vez retirados los elementos deteriorados del cabecero, debes volver a acolcharlo o hacerlo por primera vez para que te quede más armado y sea más confortable si te vas a apoyar en él, por ejemplo, para ver la tele un rato en la cama por la noche. Para esto necesitas una plancha de gomaespuma o guata y, en concreto, se trata de cortar una pieza del tamaño del cabecero, dándole 10 cm de más por cada lado, puesto que esto te permitirá cubrir los cantos y fijar la espuma a la cara trasera.
  4. Aplica pegamento de contacto en la superficie del tablero donde irá pegada la gomaespuma y fíjala centrada. Si usas guata que es más fina, no hace falta que la pegues.
  5. Aplica cola en los cantos del cabecero y cúbrelos con gomaespuma, en el caso de las planchas de menos grosor. Deberás hacer un corte en la esquina con la tijera o cúter para que doble perfectamente. También puedes grapar la guata directamente con grapadora de tapicero a la trasera del cabecero.
  6. Ahora que ya tienes la estructura lista y saneada para colocar la tela y retapizar el antiguo cabecero es el momento de extender la tela, que has tenido que planchar previamente, con la cara vista hacia abajo y centrar el cabecero con la cara acolchada en contacto con la tela.
  7. Corta la tela, dejando al menos 10 cm por cada lado. Ese trozo de tela sobrante debe ser suficiente para que cubra los laterales y alcance la cara trasera del cabecero, donde se fijará con grapas.
  8. Llegado a este punto es importante que fijes la tela estirando bien para que no queden arrugas ni bolsas y, para ello, el tejido debe estar muy ajustado. Fija la tela al tablero con grapas en el centro de un lado, repite con el lado contrario y, a continuación, ve estirando la tela y ajustándola con grapas hasta tener esos dos lados completos. Así pues, deja las esquinas para más tarde.
  9. Hecho el paso anterior, es el momento de tensar la tela de los otros dos lados de la misma manera que os hemos ido mencionando anteriormente. Fija primero en el centro la tela con grapas, haz lo mismo en el lado contrario y tira y ajusta la tela hasta completar todo el lateral con grapas, dejando las esquinas para más tarde.
  10. Ahora ya solo queda rematar el tapizado y hay que hacerlo doblando las esquinas. Corta el sobrante de tela para que no quede grueso el pliegue y haz el doble tensando bien la tela y fijándolo con grapas.

¿Se puede tapizar un cabecero de polipiel siguiendo los mismos pasos?

La respuesta es simple y clara, sí. Esto se debe a que con estos pasos que os hemos explicado podremos tapizar un cabecero de madera con cualquier tipo de tela de tapicería, incluido polipiel, un tipo de tejido de fibras sintéticas que imita el acabado de la piel natural. Además, cabe reseñar que este tejido encaja en dormitorios decorados tanto en un estilo moderno como en los más tradicionales si los colores son lisos y sobrios. Si bien, si te dispones a tapizar con polipiel, lo cierto es que debes tener en cuenta que es un tipo de tela más grueso por lo que es preferible usar guata o una plancha de gomaespuma fina para el acolchado.

Más leidos

La evolución del coworking

El coworking ha revolucionado la forma de trabajar en las oficinas, convirtiendo un sistema de trabajo clásico en toda una

Más vistos

Facebook
Pinterest
LinkedIn

Top Trending

PUBLICACIONES relacionadas

Scroll al inicio