Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La adicción al trabajo existe, pero tranquilo, puedes librarte de ella con estos consejos.

El ritmo laboral acelerado al que nos enfrentamos hoy en día es totalmente bestial. Las largas jornadas, la obsesión por ser productivos y el ansia de tener dinero han convertido a muchas personas de la sociedad, en auténticos obsesos por el trabajo. Esta adicción, conocida como «workaholism» en inglés, es un fenómeno reconocido que implica una dependencia excesiva y compulsiva al trabajo. Se caracteriza por una obsesión desmedida por el trabajo, una dedicación excesiva a las tareas laborales y la dificultad para desconectarse y encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

¿Qué podemos decir al respecto? Esta sociedad mueve a un ritmo demasiado acelerado y nos está haciendo perder el sentido común a muchos de nosotros, a quienes nos cuesta encontrar la tranquilidad y la paz mental si no estamos siendo productivos las 24 horas del día.

En este artículo vamos a conocer las características que trae consigo padecer dicha adicción y cómo podemos tratarla, ya que afortunadamente, como cualquier otra adicción, tiene solución.

¿Cómo saber si somos adictos al trabajo?

Algunas características comunes de la adicción al trabajo incluyen:

  1. Compulsión laboral.

Los adictos al trabajo sienten una necesidad incontrolable de trabajar constantemente, incluso en detrimento de otras áreas de la vida, como la salud, las relaciones personales y los intereses personales.

  1. Priorización del trabajo.

El trabajo se acaba convirtiendo irremediablemente en la principal preocupación de dicha persona, y le da una prioridad absoluta frente a otras actividades o responsabilidades.

  1. Dificultad para desconectar.

La persona adicta al trabajo experimenta serias dificultades para desconectarse mental y emocionalmente del trabajo, incluso fuera del horario laboral o durante las vacaciones.

  1. Sentimiento de urgencia constante.

Dicha persona tiene una sensación constante de que hay tareas urgentes o siempre algo más que hacer, lo que lleva a una dedicación excesiva al trabajo. También puede sentir una sensación constante de ansiedad.

  1. Impacto en la salud y el bienestar.

La adicción al trabajo puede tener consecuencias negativas para la salud física y mental, como el agotamiento, el estrés crónico, los problemas de sueño, la ansiedad y la depresión.

  1. Negligencia de otras áreas de la vida.

Las personas adictas al trabajo suelen descuidar sus relaciones personales, sus hobbies, su cuidado personal y otras actividades que brindan equilibrio y satisfacción en la vida.

Como puedes ver, la persona adicta al trabajo presenta unas características únicas que hacen notar visiblemente el problema. Si piensas que puedes estar teniendo problemas como los citados anteriormente, puede que estés experimentando adicción al trabajo, y te recomendamos tratarla lo antes posible.

¿Cómo podemos tratar la adicción al trabajo?

Existen casos diferentes y de distinta gravedad según la persona. Si notas que tú o alguien de tu entorno está sumergido en esta situación y no puede establecer ningún tipo de límite, lo mejor es contactar con centros de desintoxicación de adicciones. En ese caso, te recomendamos contactar con el centro de asesoramiento terapéutico sinopsis, ya que están especializados en adicción al trabajo y otras adicciones más.

Esa opción es la que te recomendamos para tratar casos graves o extremos, pero no quiere decir que sea la única solución. Ten en cuenta que tú también puedes ayudarte a ti y a otros a salir de este problema adoptando una serie de medidas en tu vida:

  • Define límites claros entre tu trabajo y tu vida personal.

Establece horarios regulares de trabajo y respétalos.

Evita llevar trabajo a casa o utilizar dispositivos relacionados con el trabajo fuera del horario laboral.

  • Aprende a priorizar tus tareas y establecer metas realistas.

Organiza tu tiempo de manera eficiente, enfocándote en las tareas más importantes y eliminando aquellas que no son esenciales.

  • Aprende técnicas de gestión del tiempo.

Infórmate acerca de la técnica Pomodoro o la matriz de Eisenhower, las cuales pueden ayudarte a mejorar tu productividad.

  • Dedica tiempo a tus hobbies, intereses personales y actividades sociales.

Cultivar una vida equilibrada y satisfactoria fuera del trabajo es esencial para prevenir la adicción y mantener una buena salud mental y emocional.

  • Limita el tiempo que pasas en dispositivos electrónicos relacionados con el trabajo, como smartphones, Tablet u ordenadores.

Establece períodos de desconexión digital, como apagar las notificaciones de correo electrónico fuera del horario laboral o reservar tiempo libre de pantallas.

  • Dedica tiempo a cuidar tu bienestar físico, emocional y mental.

Prioriza el descanso adecuado, come saludablemente, haz ejercicio y busca actividades que te relajen y te otorguen satisfacción.

  • No intentes hacer todo tú solo.

Aprende a organizar tus tareas y responsabilidades cuando sea posible. También es importante pedir ayuda y apoyo cuando lo necesites, tanto en el trabajo como en la vida personal.

  • Comunica claramente tus horas de disponibilidad laboral y establece límites con tus compañeros de trabajo y supervisores.

Establece expectativas realistas sobre tu disponibilidad fuera del horario laboral y evita sentirte presionado para responder inmediatamente a todas las solicitudes.

Más leidos

La evolución del coworking

El coworking ha revolucionado la forma de trabajar en las oficinas, convirtiendo un sistema de trabajo clásico en toda una

Más vistos

Facebook
Pinterest
LinkedIn

Top Trending

PUBLICACIONES relacionadas

Scroll al inicio