Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Evolución de los sistemas operativos

Hablar de tecnología, es hablar de informática, ordenadores, computadoras, teléfonos móviles… todo cabe en el universo tecnológico de la informática. No porque la tecnología sea algo exclusivo de esta, digamos, ciencia, pues tecnología hay hasta en el desarrollo de una fregona. Sin embargo, si hay algo que ha experimentado una incomparable evolución en cuanto a funcionalidad y usos, eso es el campo de la informática. Desde su nacimiento, en los años cuarenta, los avances que ha logrado y los que ha contribuido a lograr, son incontables e, incomparables.

Para que los ordenadores funcionen y respondan a las ordenes que se les envía, están dotados de un sistema operativo que es el encargado de hacer que las diferentes partes que componen un ordenador, funcionen de forma conjunta. La gestión del funcionamiento de procesador, disco duro, periféricos, programas y conexión a internet, corren a cargo del sistema operativo, razón por la que todos los programas que se encargan de administrar esas funciones, se denominan así.

Su papel fundamental es lograr que hardware y software, asuman la carga de trabajo de forma progresiva, como nos explican desde la Tienda IDC, expertos en reacondicionar dispositivos informáticos. De tal manera que un sistema operativo sirve para iniciar el ordenador; abrir, ejecutar y cerrar programas; instalar los mismos; convertir la orden en un hecho y gestionar periféricos como altavoces o impresora.

Actualmente, un ordenador que no cuente con un buen sistema operativo, no resulta útil ni factible. De ahí la importancia de que el sistema operativo, sea sencillo, intuitivo y fácil de utilizar. Para entender un poco más sobre su relevancia, vamos a remontarnos a los orígenes de la informática y como su evolución, imparable, ha ido de la mano de los varios sistemas operativos, disponibles, desarrollados con diferentes finalidades, aun teniendo la misma función.

Historia de la informática

El campo de la informática tiene una historia relativamente corta. Este viaje, a través del tiempo, nos lleva a los años cuarenta del pasado siglo, realmente, algo todavía cercano y reciente. Sin lugar a dudas, se trata de un campo que ha experimentado una inmensa y radical transformación desde los primeros días hasta el momento actual. Esa evolución ha sido impulsada por la necesidad humana de revolver problemas, cada vez de mayor complejidad y lograr mejoras en la eficiencia respecto a la utilización de los recursos.

Dicha evolución ha dado lugar a una serie de sistemas operativos que, uno a uno, han ido marcando los diferentes hitos que componen la historia de la tecnología en general y la informática en particular.

A través de las siguientes líneas, vamos a adentrarnos en esa evolución, analizando las contribuciones y tendencias que han ido modelando la informática durante estas décadas. Al mismo tiempo que podemos observar los desafíos y oportunidades a los que se enfrenta de forma continua el campo, hasta tratar de adivinar que le depara el futuro a los sistemas operativos.

Como parte fundamental en el desarrollo de la informática, su evolución, ha sido la clave para desarrollar las nuevas tecnologías y aplicaciones que, han cambiado nuestra existencia, nuestra forma de vida y por supuesto, el trabajo.

Sin mas preámbulo, vayamos a los años cuarenta, las primeras computadoras electrónicas, hacen su aparición: ENIAC y Manchester Mark 1. De grandes dimensiones y excesivamente costosas, estas primeras computadoras, basaban su funcionamiento en la programación directa de sus componentes electrónicos.

No fue hasta entrada la década posterior que empezaron a desarrollarse y poner en uso, los primeros sistemas operativos que, permitían que las computadoras, ejecutarán varios programas de forma eficiente.

Con solo veinte años de vida, allá por los años sesenta, surgieron los sistemas operativos de tiempo compartido que, permitían el acceso a la computadora por parte de varios usuarios a la vez. En esta década, se desarrollaron los primeros lenguajes de programación de alto nivel; COBOL y FORTRAN que, facilitaron la creación de programas de mayor complejidad, impulsando la necesidad de desarrollar sistemas operativos más avanzados.

Unos años después, en la década de los setenta, las computadoras se volvieron más accesibles a empresas y universidades, llevando a la aparición de los primeros sistemas operativos desarrollados para microcomputadoras. Durante esa misma década, aparecen los conceptos clave como interfaz gráfica de usuario (GUI) y entornos de desarrollo integrados (IDE), responsables de que cambiaran posteriormente la forma de interactuar los usuarios con los sistemas operativos.

El nacimiento del sistema operativo

El desarrollo de los sistemas operativos, ha sido, es y será, un proceso continuo de evolución, con numerosos avances y mejoras a lo largo de su propia historia. Desde los años cincuenta hasta el dos mil, podemos comprobar su imparable evolución:

  • Años cincuenta. Creación de los primeros sistemas operativos como el IBM 701 y el MIT Compatible Time- Sharing System (CTSS).
  • Años sesenta: Desarrollo de sistemas operativos de tiempo compartido y lenguaje de programación de alto nivel, como MULTICS y UNIX.
  • Años setenta. Nacen los sistemas operativos para microcomputadoras como CP/M y Apple DOS. Surge la interfaz gráfica de usuario.
  • Años ochenta. Los sistemas operativos personales experimentan un auge. Nacen MS-DOS, Windows y Mac OS.
  • Años noventa. Se desarrollan los primeros sistemas operativos de código abierto, cuyo máximo exponente es Linux, al tiempo que se crean sistemas operativos para dispositivos móviles como Palm OS.
  • Años dos mil. Se produce el lanzamiento de sistemas operativos móviles, de sobra conocidos en la actualidad: Android e iOS. Crece el mercado de las aplicaciones.

A través de esta cronología se aprecia como han ido evolucionando adaptándose a las necesidades cambiantes de los usuarios y los propios de la tecnología informática.

Visionarios con nombre propio

De no ser por los personajes que vamos a citar a continuación, la historia de la informática y los sistemas operativos, no sería la misma. Han sido numerosos los pioneros que, siguiendo a su propio instinto, lograron crear el invento del siglo y, porque no, del milenio.

Alan Turing, es considerado por todos como el padre de la informática moderna. El desarrollo de la máquina de Turing, sentó las bases para la creación de las primeras computadoras electrónicas.

En el campo de la programación, Grace Hopper, pionera en el campo, creo el primer compilador y contribuyó al desarrollo del lenguaje COBOL, ampliamente utilizado en la creación de sistemas operativos durante los años sesenta y setenta.

Los ingenieros Ken Thompson y Dennis Ritchie, fueron protagonistas en el desarrollo del sistema operativo UNIX y el lenguaje de programación C, cruciales en la evolución de la informática.

Seguro que a todos les suena Bill Gates, fundador de Microsoft, junto a Paul Allen, creadores del archiconocido MS-DOS, dominante en la década de los ochenta y precursor de Windows.

A cargo de los fundadores de Apple, Steve Jobs y Steve Wozniak, la revolución de la informática personal, Apple II y Mac OS, con su innovadora interfaz gráfica de usuario, fueron el primer paso para llegar a todo el mundo.

Los que mas conocen este medio, sabrán de sobra de quien hablamos si citamos a Linus Torvalds, creador del primer sistema operativo de código abierto, Linux. Figura clave en el desarrollo y popularización de este tipo de software.

Estos son algunos de los pioneros, revolucionarios en su campo que, con su ingenio y pericia, han dejado un legado para los informáticos de todos los tiempos. Las contribuciones que han hecho al campo, han ayudado a dar forma a los sistemas operativos actuales que todos utilizamos.

Futuro imparable

La evolución de la informática es imparable. Los sistemas operativos cambian constantemente, ofreciendo cada vez, soluciones más eficaces y eficientes. Solo hay que mirar atrás para advertir que, la informática ha experimentado cambios notables y exponenciales en cuanto a funcionalidad y desarrollo, en un breve lapso de tiempo. Con apenas ochenta años de vida, todavía parece un bebe en pleno desarrollo, debido a las muchas e infinitas posibilidades de desarrollo que aun promete.

El ritmo acelerado de su evolución, ha hecho que el mundo, se mueva a la misma velocidad, de forma imparable y sometido a continuos cambios. Cambios que, a nosotros, sus usuarios todavía no somos capaces de asimilar.

Algunas de las tendencias y predicciones que se atisban en este campo son, la mayor integración de la inteligencia artificial. La expansión de la realidad aumentada. Una mayor y mejor privacidad y seguridad. Una conectividad y movilidad mas amplia.

En cuanto a los desafíos que presenta la tecnología informática, uno de los mayores, es la seguridad de la información. La creciente cantidad de datos sensibles que se almacenan en línea, hacen que las organizaciones deban ser más cautas para garantizar la seguridad de esos datos que manejan,

Otro aspecto que supone un desafío, es la falta de habilidades en la tecnología de la información. A medida que la misma avanza, existe una creciente brecha en las habilidades que son necesarias para mantenerse al día en lo que a las tecnologías emergentes respecta. Esto se traduce en la necesidad por parte de las organizaciones para desarrollas habilidades en su fuerza laboral y atraer mejores talentos.

Al lado opuesto, la oportunidad de desarrollo que ofrece, es imparable e ilimitada: la nube, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático están revolucionando el campo y, la propia existencia humana.

 

 

 

Más leidos

La evolución del coworking

El coworking ha revolucionado la forma de trabajar en las oficinas, convirtiendo un sistema de trabajo clásico en toda una

Más vistos

Facebook
Pinterest
LinkedIn

Top Trending

PUBLICACIONES relacionadas

Scroll al inicio